Buscar información

Cargando...

Facebook y Twitter

jueves, 20 de enero de 2011

MINISTERIO DEL INTERIOR: PARECE QUE FINALMENTE ALGUIEN ESTA RAZONANDO

Ante el incesante incremento de las rapiñas, el Ministerio del Interior de Uruguay elabora una profunda reestructura de la Jefatura capitalina que incluirá (era hora !) más patrullajes. Las comisarías no investigarán delitos y se dedicarán a tareas preventivas. Faltaría que achicaran las zonas abarcadas por cada comisaría, para facilitar la tarea, pero al menos algo están haciendo.


"El plan está condicionado a los recursos que reciba la Jefatura. Ninguna reforma puede funcionar si no viene acompañada por medios" económicos, dijo al diario El País el jefe de policía capitalino, Inspector Mayor (r) Walder Ferreira.

Una opinión similar manifestó el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, en la página web de la cartera.

"Nos planteamos como prioridad (en 2010) la prevención apuntando a que (las rapiñas y los hurtos) no se cometan pero no contamos con los recursos suficientes y eso nos provocó los mayores problemas", reconoció.

El plan del Ministerio del Interior señala que cambiará el cometido de las seccionales. Estas recibirán denuncias de delitos pero no los investigarán. Las denuncias serán derivadas al cuerpo especializado.

Por ejemplo, si un montevideano es perjudicado por una estafa, el caso pasará directamente a la órbita del Departamento de Delitos Económicos de la Dirección de Investigaciones.

En la actualidad la operativa es otra: primero investiga la seccional de la zona y si esta repartición no esclarece el hecho, el caso pasa al departamento especializado. A veces hay superposición de tareas.

"Las comisarías se van a dedicar más al acercamiento con la ciudadanía por intermedio del policía comunitario o las comisiones de seguridad barrial, sin perder su función básica", expresó Ferreira.

El jerarca policial reiteró que, en este momento, las comisarías "se dedican a todo. Después de la reestructura, su trabajo será más preventivo".

Los hurtos y las rapiñas son los principales delitos que ocurren en la capital. En una columna titulada "Información y menores en conflicto con la ley" publicada en el sitio del Ministerio del Interior, Bonomi advirtió que la rapiña es el delito que, en este momento, "más atormenta a la gente, sea cual sea su condición social o económica".

Entre enero y noviembre del año pasado 2010, ocurrieron 12.442 rapiñas, según Bonomi.
Muchos de estos delitos son protagonizadas por menores, agregó.

Las cifras, que fueron hechas públicas por el Ministerio del Interior en octubre del 2010, señalan que en Montevideo hay un copamiento por semana, 32 rapiñas por día y un hurto cada 10 minutos.

"El tema de la rapiñas es el que más preocupado nos tiene en este momento", dijo el ministro a fines del año pasado.

Según Ferreira, el plan incluirá un incremento del patrullaje.

"Se pidió el doble de patrulleros y hombres que hoy tenemos. La Policía debe poseer locales con celdas adecuadas para detenidos", dijo.

Ferreira recordó que en el pasado "hubo buenos intentos" de reformular la estructura de la Jefatura pero advirtió que estos fracasaron porque faltaron los medios. "Se trató de hacer cambios con los mismos medios que se tenía en ese momento. Uno de los casos fue la creación de los distritos" en Montevideo, expresó.

Otro de los cambios previstos será el pasaje a cuatro zonas policiales en lugar de las tres en que hoy se divide Montevideo.

Según Ferreira, otro cambio será que los patrullajes y el área investigativa trabajarán en forma coordinada por el jefe de cada zona.

"Las cuatro zonas funcionarán como jefaturitas. El jefe de zona va a ser más operativo y no tan administrativo como ahora. Tendrá un mayor control del personal de su zona", explicó.

Además funcionará el Centro de Comando Unificado que coordinará a todas los patrulleros. Por ejemplo, si una persona informa al servicio 911 que hay una rapiña en curso en la Av. 18 de Julio y Germán Barbato (pleno centro montevideano), un funcionario del Centro ordenará a los patrulleros más cercanos dirigirse hacia esa zona.